Comiendo solo

30 noviembre

Cada día me maravillo más de lo rápido que aprende el enano. Es como una esponja que absorbe y absorbe la información y todo lo que le rodea. Y, como si fuera un perro amaestrado, repite las gracias y los trucos aprendidos continuamente para delicia de su madre y abuelas. 

Pero, a veces, no son cosas enseñadas, simplemente te sorprende con una nueva destreza o habilidad que ha adquirido aún no sé muy bien cómo. Eso precisamente me pasó hace unas semanas en la cena. Le corté unas salchichas y se las puse delante, me fui un momento a la cocina a por agua y cuando volví me lo encontré totalmente aplicado comiendo él solo. No es que sea precoz para hacerlo, supongo que está en la edad, lo que me sorprende es que hasta ahora no había dado señales de saber coger de manera "decente" un cubierto y menos aún llevárselo a la boda sin derramar más de medio yogur por toda la trona.

Os dejo algunas fotos de mi pezqueñín haciéndose mayor.

  • Compártelo:

You Might Also Like

0 Comentarios

Me encanta saber lo que piensas y que compartas conmigo tu opinión. Por favor, no lo dudes y escríbeme lo que quieras: comentarios, críticas, opiniones, preguntas, etc. ¡Gracias!