Abuelos

03 enero

Ayer, como todas las tardes, fui a recoger al enano a casa de mis padres. Y, como todas las tardes, me lo encontré jugando con todo lo que jamás me dejaron tocar cuando era pequeña. Pero también, como todas las tardes, estaba merendado, peinado, perfumado y feliz.

Así que pensé que mis padres se merecen una entrada en este blog. Sobretodo mi padre, que se jubiló justo a tiempo para hacer de canguro todos los días con el enano. Porque sí, a pesar de haber sido abanderada de las guarderías y defender que los niños cuidados en casa salen mimados, el día que no conseguí plaza en la guardería pública y pedí precios en las privadas de la zona lo tuve claro: como el amor de los abuelos, nada. Ja, ja, ja.

A lo que iba. Mis padres son santos, le dejo el enano a las 9:15 de la mañana a mi padre y le recojo de manos de mi madre a las 6 de la tarde. Entre los dos (y una santa que va 4 horas al día a su casa) sobrellevan como pueden a mi "pequeña arma de destrucción masiva". No voy a hacer recuento de las bajas sufridas entre la decoración de su casa, los miles de juguetes que hay repartidos por toda la casa y las horas de cocinar que me ahorro para el enano puesto que ya mi madre se encarga de que coma sano y equilibrado. ¡Son maravillosos!

Todas las mañanas, cuando llegamos a la casa de mis padres y ve el portal, el enano palmea y se ríe con alegría. Le encanta su abuelo. Y su abuelo se muere por él, tiene su perfil de Facebook repleto de las fotos que cada día le hace. Les dejo por las mañanas juntos y felices ¡y ni se despide de mí!

Muchos son los "santos abuelos" que cuidan de sus nietos y, a pesar de los achaques, se tiran al suelo para jugar y crean cuentos mágicos y hacen aviones de papel, pasan horas en el parque y son capaces de hacer la compra de 10 minutos en 2 horas porque los nietos corren y juegan por el supermercado. En su honor os dejo un enlace a otro post maravilloso de un blog que me encanta.

¡¡GRACIAS ABUELOS!!

  • Compártelo:

You Might Also Like

0 Comentarios

Me encanta saber lo que piensas y que compartas conmigo tu opinión. Por favor, no lo dudes y escríbeme lo que quieras: comentarios, críticas, opiniones, preguntas, etc. ¡Gracias!