Aquí, mamá, aquí

03 febrero

Esta mañana, a las 7:21 concretamente, el enano me ha empezado a llamar. Casi me muero al ver que aún era de noche...

He ido a su cuarto pensando que me llamaría semi-dormido porque no encontraba el chupete o algo así. Y me lo he encontrado esperándome sentadito en su cama y con el chupete puesto. Le he preguntado si estaba todo bien y como única respuesta he recibido un gesto dando golpecitos con la mano sobre el colchón para que fuera a su lado. Me he sentado a su vera y se ha hecho una bolita poniendo el culo en pompa, me ha buscado la cara con la manita para acariciarme y se ha vuelto a dormir.

Eso era todo, sólo quería mimos de mamá. Así que con las legañas medio pegadas aún me he recostado a su lado y le he acariciado la cabeza hasta que he oído que su respiración se hacía pesada y profunda. Y ahí me he quedado, escuchándole respirar, mirándole y acariciándole totalmente despierta y despejada ya... Pero he de reconocer porque no me ha importado puesto que he disfrutado un montón de ese rato de mimos.

  • Compártelo:

You Might Also Like

0 Comentarios

Me encanta saber lo que piensas y que compartas conmigo tu opinión. Por favor, no lo dudes y escríbeme lo que quieras: comentarios, críticas, opiniones, preguntas, etc. ¡Gracias!