Pasada de cuentas

01 agosto

Ya he salido de cuentas. Estaba convencida de que en la última visita me diría el ginecólogo que me programaba la cesárea pues el niño es más bien grande y estoy muy verde como para ponerme de parto en breve. Pero no. Me dijo que esperábamos otra semana más. ¡No me lo podía creer!

Cuando te dicen la Fecha Prevista de Parto te haces la idea en la cabeza de que el bebé nacerá ese día o antes, pero cuando toca esperar... No es fácil. El calor, la dificultad para dormir, la pesadez, los continuos paseos "para que baje la barriga", las hormonas, los nervios... hasta las amables llamadas de familiares y amigos preguntando si ya ha nacido el bebé convierten la espera y la incertidumbre en una obsesión.

¿Cómo se puede afrontar esta espera con calma y paciencia? Además, si empiezas vacaciones y te quedas en casa no ayuda porque te da más tiempo a pensar. Así que me he pasado toda la mañana entre "La Casa de Mickey Mouse" y un enano encantado de tener a su madre en casa para jugar y que no me deja ni un minuto para ir al baño (no sé si es por mis propios nervios o que se "huele" lo que le viene y le ha entrado una "Mamitis Aguditis" repentina).

  • Compártelo:

You Might Also Like

0 Comentarios

Me encanta saber lo que piensas y que compartas conmigo tu opinión. Por favor, no lo dudes y escríbeme lo que quieras: comentarios, críticas, opiniones, preguntas, etc. ¡Gracias!