A vueltas con la lactancia

12 enero

Ayer ya avancé en Facebook que hoy hablaría sobre este artículo del ABC.

Bebé ya tiene cinco meses. En principio pensé darle el pecho solo hasta Navidad. Pero ahora estoy dudando si mantener algunas tomas hasta los seis meses. Y justo cuando me encuentro en pleno debate, me encuentro con este artículo. Parece providencial.

No voy a posicionarme como una gran defensora de la lactancia materna. Respeto la decisión de cada madre, independientemente del tipo de alimentación que haya decidido para su bebé. Al mayor le di el pecho y a este le he dado también, pero esto no significa que sea una fan acérrima de la lactancia materna. Las leches de fórmula son estupendas, sanas, cómodas y facilitan bastante la vida a una madre recién parida. Por lo que no creo que mi opción de alimentación sea mejor que otra. Cada madre ha de ser libre para elegir lo que mejor crea para su bebé o lo que su situación le permitan.

Pero lo que yo os quiero contar es que la lactancia es un gran compromiso que requiere esfuerzo y algo de sacrificio (sobretodo en cuanto a libertad y vida personal de la madre). Además, si la incorporación al trabajo se hace antes de los 5 meses, como me pasó a mi, vives en una carrera continua. Voy cansada todo el día, lo reconozco. Pero darle el pecho ha sido mi decisión y estoy contenta de poder compartir ese ratito con el enano.

Así que me gustaría compartir con vosotros este artículo porque, igual que las madres que deciden dar el biberón son presionadas y se sienten juzgadas por ello, las madres lactantes también pueden sufrir presiones o sentirse solas ante su decisión.

  • Compártelo:

You Might Also Like

0 Comentarios

Me encanta saber lo que piensas y que compartas conmigo tu opinión. Por favor, no lo dudes y escríbeme lo que quieras: comentarios, críticas, opiniones, preguntas, etc. ¡Gracias!