Bendita inocencia...

22 enero

Uno de los juegos favoritos del Mayor es el escondite.

Todas las mañanas se esconde bajo las sábanas mientras le visto y me pide que le busque, indicándome que está en el armario o en la cocina. Y yo, pacientemente, repito una y otra vez el mismo paripé abriendo y cerrando puertas, armarios y cajones preguntando en alto dónde estará mientras su risita infantil le delata bajo el edredón.

Otras veces me pide que sea yo quien se esconda mientras él se tapa la cara con sus manitas que apenas cubren sus ojos y cuenta "ocho, nueve, ocho, nueve".

Últimamente intento integrar a Bebé en nuestros juegos y me lo llevo en brazos a buscar a Mayor o nos escondemos juntos. Siempre que le encontramos o nos encuentra se ríen los dos mientras Mayor le abraza. Dudo que el pobre Bebé entienda algo, pero ver a su hermano le hace reír y a Mayor le encanta que su hermanito le mire y sonría.

El otro día nos escondimos Bebé y yo bajo la mesa del comedor y, tras el jubilo de los dos cuando nos encontró, me dijo muy serio: "Mamá, tú cuenta y yo me escondo aquí". Me hizo tanta gracia que no quise quitarle la ilusión explicándole que sí me decía dónde se iba a esconder no tenía sentido el juego... ¡Bendita inocencia!

  • Compártelo:

You Might Also Like

0 Comentarios

Me encanta saber lo que piensas y que compartas conmigo tu opinión. Por favor, no lo dudes y escríbeme lo que quieras: comentarios, críticas, opiniones, preguntas, etc. ¡Gracias!