Vuelta a la rutina

11 enero

Esta mañana ha sido horrible. HORRIBLE. 

Por lo visto había huelga de autobuses de la EMT a las 9 de la mañana y he tardado 1 hora en hacer lo que normalmente tardo 20 minutos. Odio los atascos. Y un atasco con niños en el coche es insufrible...

Además, para rematar la jugada, el mayor no ha querido quedarse en la guardería. Ha llorado, se ha puesto detrás mía y se ha agarrado a mi abrigo con fuerza. Mis nervios en ese momento no estaban para esas cosas y, con desesperación, prácticamente me he sacudido al niño de encima, me he dado la vuelta y he dicho adiós sin ni siquiera mirar hacia atrás saliendo a zancadas de allí porque llegaba tarde a trabajar. Y todo esto, bajo la atenta mirada de la Hermana Directora que estoy segura de que no ha llamado a Servicios Sociales de milagro...

Total, que he llegado a la oficina estresada y crispada. Pero según han pasado las horas me he empezado a sentir culpable. Mi pobre niño. Probablemente le habré contagiado mi estrés por el atasco y es verdad que después las Navidades esta semana le está costando volver a la rutina y por las mañanas refunfuña un poco porque no quiere ir a la guarde.

¡Ay, qué difícil es a veces ser madre y poner a tus poyuelos por encima de toda tu vida!

  • Compártelo:

You Might Also Like

2 Comentarios

  1. Pobrecillo... pero esq ser mamá trabajadora es durísimo! La escena de salir pitando y dejar al niño echo polvo sin casi mirar porq no te da ni tiempo me suena, así q tranquila... Q le vamos a hacer???
    Un abrazo y ánimo!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece una tontería, pero no sabes lo que me consuela saber que no soy la única ni soy una madre "desnaturalizada" por ello... ¡Gracias!

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas y que compartas conmigo tu opinión. Por favor, no lo dudes y escríbeme lo que quieras: comentarios, críticas, opiniones, preguntas, etc. ¡Gracias!