A una futura mamá

28 febrero

Por trabajo he conocido a una chica que está a punto de tener una niña (si no la ha tenido ya), una preciosa y esperada Aura. Le comenté que tenía un blog y se pasó por aquí a leerlo. Me comentó que le gustaba pero que le pillaba la fase "pataletas" un poco lejana aún. Así que ni corta ni perezosa he decidido dedicarle una pequeña entrada para que se entretenga en esta espera que, aunque corta, siempre se hace larga por las ganas de tener a tu bebé entre tus brazos...

Pues voy a ser cruel y te voy a contar eso que nadie te cuenta cuando vas a ser mamá... Son varios puntos realistas y poco alegóricos acerca de la maternidad, y no son todos. Pero no todo es malo, si no ¡yo no hubiera repetido maternidad!

1.- Por mucho que el "papá de la criatura" se comprometa, la que no va a dormir desde el octavo mes de embarazo hasta por lo menos los 20 años de vida de la "criatura" eres TÚ. Me explico. Todo empieza con las conocidas molestias nocturnas de patadas y carreras al baño en el embarazo. Luego sigue por el súper-oído que las madres desarrollamos y que se compensa con la súper-sordera que los padres desarrollan al nacer el bebé... Cada tos, cada suspiro y cada caída del chupete (mi abuelo quiere patentar un chupete con patillas como las gafas para que no se le caiga) serán percibidos aunque no quieras. Y luego llegan los "¡mamaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!", las pesadillas, las noches estudiando y haciendo deberes y las noches de marcha con sus amigos... Además, ellos seguirán el famoso consejo de "duerme mientras el bebé duerme" y aprovecharán las horas de sueño del bebé para echarse la siesta mientras que tú pondrás lavadoras, recogerás o te lavarás el pelo.

2.- No recuperarás nunca la figura que tenías antes. El post-parto es difícil, y dar el pecho da hambre. Además, luego empieza la fase "madre-perro-cerdo" que se desarrolla justo cuando empieza la época de los purés y que te obligará a terminarte las papillas, las galletas e incluso las salchichas frías de la cena de tus polluelos. Además, malcomerás entre horas porque durante la comida te dedicas a dar purés, repartir tortas para que se porten todos bien en la mesa (incluido el padre de las "criaturas") o traerás platos y comida de la cocina. Así que terminas comiendo frío y tarde o picando mientras cocinas. Para rematar con los restos de la merienda de tus hijos o el zumo que te han hecho comprar por la calle porque "tenían mucha sed".

3.- Se acabaron los tiempos de lectura. Primero porque el día está lleno de acción y al meterte en la cama sueles dormirte antes de llegar a tocar si quiera la almohada. Segundo porque tus pequeñas criaturas se empeñarán en ver lo que lees, estrujar tu revista si son bebés o pintar en ellas si tienen más años. Luego vendrán los "mamá, me ayudas con los deberes" y seguiremos por el "mamá, ¿qué significa viste sexy? lo pone en tu revista".

4.- El cine, las cenas de parejas y el resto de cosas "de pareja" pasan a un cuarto o quinto lugar. Cuadrar agendas, que no se ponga malo uno, que haya una peli que os apetezca a los dos y que te encuentres con ganas es como que haya dos eclipses de luna seguidos. Imposible. Y, si lo consigues, corres un gran riesgo de quedarte dormida en los créditos del principio de la película o sobre el mantel del restaurante. Y no digo nada de la intimidad en la cama... Se acabaron las siestas con "previos", las mañanas de domingo de retozar en la cama y esas cosas, al menos hasta que empiece a ir a dormir a casa de sus amiguitos...

5.- Se llenará tu casa de trastos que, al principio, mantendrás a ralla hasta que tu criatura empiece a desplazarse y, con ello, a desplazar sus juguetes por toda la casa. Te encontrarás zapatos, juguetes, coches que se han quedado sin pilas debajo de un sofá después de dos días en marcha atascados contra la pata, restos de galleta, plastilina, etc. Además, la cocina se llena de "cachibaches" como los esterilizadores y los miles de biberones, botes de potitos y de latas de leche y cereales. Por no hablar de los aparatos torturadores como el sacaleches...

Y creo que, por hoy, ya es suficiente. Ya seguiré este listado un día con más tiempo, que me reclaman los enanos para las cenas y los baños... Pero ya te advierto, querida amiga, que todo se olvida en cuanto tu bebé te mira y al reconocerte sonríe. Todo se olvida y perdona. Palabra de madre.

  • Compártelo:

You Might Also Like

4 Comentarios

  1. jajjajajjajajajajajjajjajaj!!!! me ha encantado la entrada y muchas gracias por dedicarmela!! es la leche!!!
    Empezare por no darle el pecho... manos tenemos los dos... el microondas lo entendemos los dos y, si no quieres oirla llorar, ya sabes,,, preparalo que yo tambien quiero dormir. Lo demas... intentare seguir dominando la situacion!! los tengo bien plantaos y te garantizo que el papa va a colaborar como me llamo Sole! jjjajjajaja!!
    respecto al orden en casa,,, lo dejo en manos de Juliana, la chica que limpia en casa y sin la que no se que seria d mi!!! vamos, una vez se le ocurrio decirme: "ahora que vas a estar de baja, podemos darle vacaciones unos meses a la chica y limpiar entre los dos" que????? tu estas pirado chaval!!! tomas drogas???? ni muerta me deshago yo de Juliana!! y menos para ponerme a limpiar contigo!!! que???? vas a ponerte los guantes y a hacer el baño?? vas a planchar??? vas a hacer el patio?? vas a fregar escaleras??? lo llevas claro!!! son promesas que no valen nada, corazon!!!!
    por ultimo tengo la gran suerte de que mis padres ni mi no trabajan y tienen claro que de guarde, nada. Asi q me han dicho q vendran a diario a mi casa a cuidar de Aura por las mañanas y se marcharan cuando lleguemos o el o yo... eso cuando sea muy bebe. Mas tarde vendran y cuando se espabile y desayune se la llevaran a su casa y me la traeran cuando yo salga del gym (al que voy todos los dias. si, soy adicta al deporte) y les diga que voy para casa. Otra cosa que me tranquilza tantoooo!!! Sera duro pero contando con que mi suegra trabaja desde casa y que no hay mas niños en la familia, seguro que se pelean para quedarse con la nena y que podamos ir a cenar, al cine o de viaje.Como ellos han hecho con mi hermano y conmigo cuando hemos sido pequeños. Abus forever!! :) la aventura sera dura pero creo que estas cosas que te cuento me seran de gran ayuda con la peque!!! ya te ire contando!! un abrazooo!!!!

    ResponderEliminar
  2. y una ultima cosa que se me olvidaba comentar. NO se cocinar ni un huevo frito!! todo lo hace mi marido y es un gran cocinero. asi que los fogones tambien para el!!! y hacer la compra, lo mismo. no me deja ir a comprar porque dice que me gasto mucho y que lleno el carro de caprichos,,,asi que el mismo. no piso un super desde hace... meses!!! jajajjajaja!! es un santo el pobre!! y yo me lo monto muy bien!!! jajajjjajaj!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Enhorabuena, mamá! Ya verás cómo te cambia la vida, pero para bien. Además, con lo bien que te veo organizada, hasta me das envidia. Un beso enorme a ¡los tres!

      Eliminar
  3. Para Unknown: Querida seré breve... Para eso mejor no tengas hijos. De nada. Sin acritud.

    ResponderEliminar

Me encanta saber lo que piensas y que compartas conmigo tu opinión. Por favor, no lo dudes y escríbeme lo que quieras: comentarios, críticas, opiniones, preguntas, etc. ¡Gracias!