Cada vez más mayores

26 febrero

Es emocionante ver cómo tus polluelos evolucionan y maduran. Cómo Pequeño cada vez tiene más destrezo cogiendo cosas con las manos y poco a poco aguanta más sentado y cómo Mayor amplía su vocabulario y sus procesos mentales son cada más complejos.

Pero lo que más me enorgullece es ver cómo cada vez interactúan más y parece que los celos iniciales poco a poco van dejando paso al amor fraternal. No digo que no haya celos, pero sí es cierto que son puntuales.

Pequeño mira con admiración a su hermano mientras éste le canta, le dice tonterías o se empeña que se esconda con él bajo la mesa del comedor. A veces recibe golpes y achuchones que no entiende, pero al proceder de su hermano mayor ni llora. Es más, cuando oye su voz le busca con ansiedad a su alrededor y si le encuentra, sonríe contento. Mayor le habla, le dice que no llore y repite con él lo que nos ve hacerle como es acunarle o ponerle el chupete y ahora nos pide cogerle en brazos él solito o darle el biberón.


Lo dicho, que me pongo clueca cuando veo a mis polluelos juntos y felices... Esta misma mañana Mayor ha entretenido a Bebé jugando a cucú-tras, ¡cómo se reían los dos!


  • Compártelo:

You Might Also Like

0 Comentarios

Me encanta saber lo que piensas y que compartas conmigo tu opinión. Por favor, no lo dudes y escríbeme lo que quieras: comentarios, críticas, opiniones, preguntas, etc. ¡Gracias!