Domingo lluvioso

12 febrero

Con dos niños y un sobrino de 5 años ¿qué se puede hacer un domingo lluvioso en casa sin morir en el intento?

Hemos cocinado, hemos jugado con plastilina y hemos sacado toda la imaginación de la que disponemos para entretenerlos. Supongo que cuando sean un poco más mayores jugaremos al Monopoly o al Trivial, pero tan pequeños es difícil tenerles entretenidos sin que acaben saltado por los sofás o enchufados a la tele.

Hacer macarrones con tomate ha resultado más fácil y divertido de lo que me esperaba. Con preparar todo fuera del fuego y sólo yo acercarlo a fuego ha sido divertido para todos (hasta el Padre en Prácticas ha prometido hacer la próxima vez pizza con ellos, preparando y amasado la base con los niños y todo).


Pero lo que más juego ha dado ha sido una caja de cartón que ha servido para esconderse y dar sustos y que el Padre en Prácticas ha acabado convirtiendo en un robot... También hemos jugado con el último regalo de Reyes y que, por ahora, es el favorito: un tren de madera con vías, túneles y puentes.  Los patines los hemos tenido que dejar en la bolsa porque sólo había para uno y porque el Padre en Prácticas sufre por su parquet acuchillado y barnizado hace 2 años...


  • Compártelo:

You Might Also Like

1 Comentarios

  1. Que tarde más graciosa...esos momentos en familia son maravillosos

    besos

    ResponderEliminar

Me encanta saber lo que piensas y que compartas conmigo tu opinión. Por favor, no lo dudes y escríbeme lo que quieras: comentarios, críticas, opiniones, preguntas, etc. ¡Gracias!