Mañanas infernales o cómo llegar al trabajo cansada y frustrada

22 febrero

Hace unos meses os comentaba cómo me había sentido identificada con una madre bloguera que casi estrangula a su hijo a la puerta de la clase. Pues esta mañana no he tenido ni que llegar a la puerta de la clase, Mayor me la ha liado en casa. Entiendo que al llevar unos días en casa sin ir a la guarde porque estaba malo me la iba a liar, pero ya ayer lo superamos y bastante bien, pero hoy ha sido peor. Casi ya a punto de salir de casa, después de luchar para que se vista, desayune y recoja sus juguetes se ha tirado al suelo en plena rabieta y se ha puesto a gritar. ¿Cómo afrontar estas situaciones?


Es difícil no perder los papeles en ese momento, lo reconozco. Hace poco me hizo otra igual en medio de IKEA y después de recomponerme y salir lo más digna que pude de la situación mientras todo el mundo me miraba no pude resistirme a resarcirme del momentazo y, cuando nadie me veía, le di un capón al Mayor en la cabeza mientras le amenaza que si me lo volvía a hacer moriría a mis manos...

Pero desde luego lo más importante en estos momentos en los que llegas tarde, los niños gritan y se ponen tozudos es que la situación no te supere. Respirar profundamente y contar hasta 10 (o hasta 100, lo que necesites), lo justo para ver una salida, una opción de chantaje, negociación o cualquier arma de distracción que se te ocurra como una chocolatina escondida en un bolso u ofrecer comprar pilas para ese juguete que se ha quedado sin pilas recientemente... ¡cualquier cosa sirve! Y si no funciona, tienes dos opciones: cogerle en brazos y llevártelo a la fuerza o cerrar la puerta e irte esperando que reaccione. De todas maneras, aviso a navegantes, ante esta situación recomiendo mandar un mensaje al jefe avisando de que vas a llegar tarde porque no tiene fácil solución este momento.

¡Ah! Y mi último consejo, al llegar a la oficina cambiar el café por tila, lo necesitareis porque aún os quedarán muchas horas de jornada laboral por delante puesto que sólo acaba de empezar el día...

  • Compártelo:

You Might Also Like

2 Comentarios

  1. Importante: No ceder a los chantajes. Los niños se educan hasta los 4 años, después sólo se modifican las conductas. Por eso es tan dificil educar, porque cuando son pequeñines y nos lloran y nos ponen " caritas"...acabamos cediendo y ellos aprenden cual es el sistema para conseguir lo que quieren, luego lo interiorizan y lo repiten ....toooooda la vida. Animo y a ser fuertes. ¡¡¡Enhorabuena por tu Blog!!! Es genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María, mil gracias. La verdad es que se hace duro no ahorcarles a veces. Pero es cierto que en momentos de "crisis" una cede por salir del momento sin valorar las consecuencias de esa cesión...

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas y que compartas conmigo tu opinión. Por favor, no lo dudes y escríbeme lo que quieras: comentarios, críticas, opiniones, preguntas, etc. ¡Gracias!