Graduada en Traducción e Interpretación

14 marzo

Yo no sé si "hablo Nenuco" como dice el anuncio, pero desde luego hablo Mayor-Castellano. Es un idioma raro con poca gramática y mucha intuición donde "palón" es pantalón, "ninidor" es destornillador o "bibe" es un vaso de leche (y no un biberón). Hay veces una misma palabra como "chuche" puede tener varios significados: chuchería, pastel, chocolate... 

Y las formas personales son sólo "Mayor", "a tú" y "todos". Porque habla de sí mismo en tercera persona (parece Aída Nízar) y siempre mete una "a" delante de tú para referirse a la otra persona. El resto del mundo son "todos".

Cuando dice algo que no entiendo se enfada y repite una y otra vez la palabra puesto que no entiende por qué no soy capaz de entender lo que dice. El problema es que al entenderle se cree que habla "correctamente" y cuando interactúa con otras personas, no le entienden. Por ejemplo, el otro día al recogerle de la guarde me comentó la profesora que Mayor es un poco cochino y se tira eruptos a propósito, pero que al reñirle le había contestado que sólo se tiraba "guas pequeños". La pobre no había entendido nada. Los "guas" son los eruptos y cuando él dice que son pequeños es porque se los tira con la boca cerrada, intentando evitar hacer ruido. En fin...

Dicen que es un error hablar con las palabras del niño puesto que, según los libros de educación infantil, le estamos entorpeciendo su desarrollo lingüístico y así no aprende a hablar correctamente. Pero es que es difícil no emplear sus palabras cuando te pasas el día hablando con él y además te hacen mucha gracia.

Nunca llamaré "équido" al médico ni diré "güenas moches", pero me temo que sí seguiré llamando algún tiempo más "chuchú" al tren y "pum" a las pistolas... ¡Me encanta!

  • Compártelo:

You Might Also Like

0 Comentarios

Me encanta saber lo que piensas y que compartas conmigo tu opinión. Por favor, no lo dudes y escríbeme lo que quieras: comentarios, críticas, opiniones, preguntas, etc. ¡Gracias!