Juergas nocturnas

27 marzo

Últimamente nuestras noches se han convertido en una continua peregrinación. Hemos dejado dormir ya a Bebé en su cuarto y entre vasos de leche de uno, chupetes que se le caen al otro, toses, biberones, etc. en casa no hay quien duerma.

El Padre en Prácticas y yo nos vamos alternando para que no sea uno siempre el que se levanta. Aún así, es absolutamente agotador para los dos este ritmo. Estamos planteándonos traernos a Bebé otra vez al cuarto porque, si se le cae el chupete, con estirar un brazo te ahorras un paseo hasta su cuna. Además, tenemos comprado que si se lo ponemos rápido, sin casi darle tiempo a llorar, se duerme en seguida porque no le da tiempo a despertarse del todo.

Cuando uno cree que sus hijos crecen y maduran, que ya tiene experiencia en esto de la "crianza", y que las tiene todas consigo, se confabulan los astros para ponerle la zancadilla... Y hay que hincharse a cafeína para sobrevivir al día en el trabajo. Meterse por la noche en la cama sabiendo que te espera una noche "toledana" tampoco ayuda mucho. Además, los niños se levantan cansados, se pasan el día tontorrones y nosotros con los nervios a flor de piel: una auténtica bomba de relojería.

En fin, que es desesperante. A ver si los astros deciden "fastidiarle" a otros y a nosotros nos dejan dormir... Que creo que me he fisurado un dedo esta noche por darle una patada a un mueble en uno de mis paseos nocturnos...

  • Compártelo:

You Might Also Like

0 Comentarios

Me encanta saber lo que piensas y que compartas conmigo tu opinión. Por favor, no lo dudes y escríbeme lo que quieras: comentarios, críticas, opiniones, preguntas, etc. ¡Gracias!