La odisea de ir al baño con Mayor

06 junio

Que Mayor ya no use pañal está conllevando más complicaciones de las que esperábamos, algunas ya las comenté hace un tiempo. Pero desde hace un tiempo cada vez que voy al baño con él, me siento como si estuviera viviendo el famoso monólogo de Luisa Martín (Juani de la serie Médico de Familia). Os voy a contar paso a paso la odisea:

Para empezar, cuando entramos en el baño, si puedo, elijo uno de los últimos del pasillo para poder dejar el carro de Bebé en la puerta sin dificultar el paso al resto de personas. Tras bajarle el pantalón al enano  empieza la luchar con él porque quiere sentarse (no sé si es porque es un vago o porque como les enseñan en la guardería en orinal, se ha acostumbrado a ello) así que o le cojo en volandas o saco "el artilugio", un reductor de baño de Imaginarium que me regalaron por su cumpleaños y que nos suele acompañar a todas partes. "El artilugio" también se convierte en orinal para "urgencias" fuera de casa y viene con unas bolsitas como las de los excrementos de perro (sin comentarios al respecto). Normalmente cedo en la lucha y no lo hace de pie porque el niño no "apunta" y encima se encorva por lo que acaba empapándose entero, así que prefiero evitar enfados innecesarios y le dejo "a su manera". 

Pero si no llevo "el artilugio", es casi peor. Porque encima le tengo que sujetar en volandas mientras lucho para que no se apoye en la taza (él no entiende que fuera de casa no se puede sentar por más que se lo explique) y encima ayudarle a "apuntar" hacia abajo. No me quiero ni imaginar la escenita vista desde fuera: con el niño sujeto en el aire mientras hago acrobacias para coger una toallita con el dedo meñique y la boca (que es lo único que me queda libre) mientras sigo discutiendo con él y con la puerta abierta para controlar a Bebé... ¡Vaya espectáculo damos cada vez !

Y después viene el momento de recoger todo y limpiar en el que, además, tengo que estar como un pulpo sujetándole las manos y controlando que el niño no toque el suelo, las pareces, la taza, la papelera, el portarollos de papel higiénico, la escobilla...

Al final salgo agotada y sudando después de 5 minutos de lucha en un espacio mínimo y sin quitar el ojo al de carro que el 80% de las veces acaba llorando porque quiere unirse a la "juerga" que ve dentro del baño...

Para terminar, llega la juerga de lavarse las manos, aupando al niño con un brazo para que llegue al jabón y al grifo pero sin dejarle apoyarse porque suele estar encharcada la zona al rededor del lavabo. Y luego, el gracioso de él, ¡se limpia en mi camisa o mis pantalones!

Así que, cuando está el Padre en Prácticas, suelo largarle a él el "marrón" de llevarle al baño y yo me quedo  tranquila con Bebé mientras tanto...

  • Compártelo:

You Might Also Like

2 Comentarios

  1. Pues si que lo estáis pasando mal últimamente con el tema ir al baño, la verdad es que a muchos les cuesta bastante. A veces lo que les enseñan en las guardes luego se vuelve en nuestra contra!
    Quizás aún no está preparado para pasar al baño de mayores, ve probando alternar orinal e inodoro o sólo orinal por el momento si todavía no está preparado. Ya me contarás vuestros progresos.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En principio nosotros no hemos forzado nada, todo ha ido viniendo al ritmo del niño y de la guardería. Pero es cierto que yo nunca pensé que el tema iba a traer tanta cola...

      Ahora es divertido por el surrealismo al que llegamos en los baños públicos, pero no es molesto ni para el niño ni para nosotros, es más bien un poco "engorro". Pero he visto que otros niños de su clase ya son totalmente autónomos en este aspecto., así que no sé si es sólo Mayor el que ha decidido jugar y llamar la atención con el tema... Ayer mi madre me contó, precisamente, que en su casa lo hace de pie. Me parece a mí que no está tomando un poco el pelo...

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas y que compartas conmigo tu opinión. Por favor, no lo dudes y escríbeme lo que quieras: comentarios, críticas, opiniones, preguntas, etc. ¡Gracias!