Teleabuelo (by Trimadre)

22 julio

Recientemente he descubierto un blog que me encanta: Trimadre. En él una mamá de familia numerosa cuenta sus experiencias, sin pelos en la lengua, con tres fieras en casa. 

Con una narrativa toltamente hilarante (¿se nota que he cumplido mi promesa de ayer de mejorar mi nivel de expresión? aunque me parece que lo de mi sintaxis necesita un buen repaso aún...) esta mamá comparte con la blogosfera sus aventuras y desventuras de su día a día. Os animo que la leáis, la risa está asegurada. Por eso, hoy os copio de ejemplo una entrada que escribió hace unos meses dedicada a sus padres ("el Teleabuelo"), que me ha encantado:


Hoy voy a hablaros de Teleabuelo, un gran servicio del que disfrutamos muchos padres y por el que nos sentimos más afortunados que si nos hubiese tocado el cuponazo de la ONCE. Teleabuelo se contrata automáticamente según te dan el alta del hospital tras el parto de tu primogénito aunque normalmente uno no empieza a utilizarlo hasta que el pequeñajo tiene cierta independencia alimentaria de su madre. Ignoro cuando se pone fin a este contrato verbal, pero mucho me temo que en la tierna adolescencia de los hijosTeleabuelo dimitirá y dejará los marrones correspondientes a esa etapa de la vida no exenta de complicaciones, a los padres de las criaturas. Normal por otra parte, ya que con pelos en las piernas, bigotes incipientes, acné y mucha tontería encima, ya no resultan tan monos.
Uno puede necesitar de los servicios de Teleabuelo en muy diversas circunstancias:
1. Por necesidad vital o lo que es lo mismomijefememataymeechandelcurro: En esta ajetreada vida que llevamos pueden surgir miles de complicaciones en el día a día que podrían hacer que faltásemos al trabajo. Véase: María Poppins se pone mala y no hay con quién dejar a mini-wini o bien es el niño el que se pone malo, no hay María Poppins que valga y no podemos llevarle al cole/guarde. Tranquilidad, Teleabuelo está aquí para ayudarnos.
2. Compromisos ineludibles e inexcusables del los tripadres: Bodas, cumpleaños, cenas de Navidad u otros eventos sociales pueden hacer que necesitemos de Teleabuelo encantados de la vida por obligación. En estas ocasiones, se suelen unir a nuestro sufrimiento otros monopadres, bipadres, tripadres, etc… que han utilizado también a sus respectivos Teleabuelos. Una vez metidos en faena, uno se olvida del disgusto que le causa separarse de sus retoños y disfruta del evento en cuestión dándolo todo como si no hubiera un mañana.
3. Cenas de amor y lujo: A veces los Tripadres necesitan salir del hogar y cenar por ahí para hablar de sus cosas mirándose a los ojillos. Estas ocasiones son muy necesarias para el buen funcionamiento de la Trifamily y la salud mental de los Tripadres.
Teleabuelo siempre nos sorprende por su enorme capacidad de respuesta. Ya sea un domingo a las 11 de la noche o un martes a las 7 de la mañana, siempre estarán dispuestos a acudir al rescate de los Tripadres. Además nos ofrece multitud de posibilidades como la asistencia a domicilio, acompañamiento en servicios de urgencias y/o estancias hospitalarias e incluso realizan servicios de entrega y recogida. Ellos sin embargo suelen preferir que el “paquete” quede a su cargo en su residencia habitual. El top-ten en prestaciones es la que incluye la pernoctación de los churumbeles y recogida tras comida familiar. Esto es: Dejas al niño, te vas de cena/fiesta a disfrutar como una loca ya que hace meses que no lo practicas, al día siguiente duermes hasta las 12 (siempre y cuando tu reloj biológico no se haya desconfigurado tras años de madrugones y te levante a las 9), te pegas una ducha de 20 minutos disfrutando del hecho de que ningún hijo tuyo te esté aporreando la puerta y por último, relajadamente y preocupándote sólo de coger tu bolso, te diriges a casa de Teleabuelo a comer, como vulgarmente se llama, “a mesa puesta”. Encima la comida será de madre-madre. Aquí es cuando le haces la ola a tu suegra o a tu mamá.
Vamos, que Teleabuelo son todo ventajas. Con ellos los niños se portan mejor, comen mejor y hasta duermen mejor. Por ejemplo nuestros Teleabuelos desconocen la versión “Novia de Chucky” de La Rubia. Es más, nos acusan de inventarlo todo. ¿Cómo va a ser que esa princesa de sonrisa embaucadora sea capaz de tirarse al suelo y berrear durante 45 minutos?. Sobre lo del dormir tengo mis dudas. Creo que es más una cuestión de umbral de tolerancia. Aquí una conversación real:
Trimadre: “Mamá, ¿qué tal noche habéis pasado?”
Triabuela: “Uy, fenomenal, hemos dormido estupendamente”
Trimadre (sorprendida a la par que incrédula): “¿Siiiií?, ¿No se ha despertado ninguno?”
Triabuela: “Bueeeeno… (silencio de 5 segundos) El Mayor se levantó a hacer pis a las 2 y luego tenía tos sobre las 5. La Rubia a la 1 quería agua y a las 3 se vino a nuestra cama porque tenía una pesadilla.”
No hace falta decir más. A esto en mi pueblo se le llama una noche toledana.
Encima con Teleabuelo, nuestros hijos se vuelven repentinamente superdotados. Son los que mejor leen, los que mejor pintan, los que mejor hablan y claramente demuestran capacidades impropias para su edad. De hechoMini-wini con 5 meses ya ha dicho sus primeras palabras.
Teleabuelo sólo tiene un inconveniente. No tiene Servicio de Reclamaciones a disposición de los clientes. Uno puede dejar instrucciones orales o por escrito sobre horarios de tomas, de irse a dormir o hábitos alimenticios, que una vez has depositado al o los “paquetes” y éstos traspasan el umbral de la casa deTeleabuelo, es como si los acabases de dejar en el Triángulo de las Bermudas. Nunca sabrás a ciencia cierta lo que allí ha ocurrido. Esta certeza te crea cierta ansiedad cuando eres primeriza, y te vas con la sensación de que tu papelito lleno de normas y dosis de apiretal, acabará en paradero desconocido antes de que cojas el ascensor. Pero a medida que vas teniendo niños sólo das gracias al cielo por poder dejar a buen recaudo tu pack familiar y sales pitando sin mirar atrás, no vaya a ser que te transformes en una estatua de sal.
Además para los niños la casa de los abuelos es como ir a Las Vegas. Allí las bolsas de gusanitos se abren justo antes de comer, se hacen maratones de pelis de Disney de 3 ó 4 horas, uno se va a la cama cuando le apetece y no cuando se lo dicen y la fruta y la verdura nunca están en el menú. En las casas de nuestros Teleabuelos ocurren cosas sorprendentes. La Rubia juega a las cocinitas con la colección de cajitas de mi madre, la mismita a la que yo nunca me acerqué a menos de 30 cm de distancia hasta que cumplí los 18. Y El Mayorse pasea con el iPad del abuelo bajo el brazo por toda la casa y saca fotos con la cámara que los Reyes trajeron a la abuela porque es que el niño “es muy listo”.
Por supuesto, no intentes sonsacar información ni a grandes ni a pequeños sobre a qué hora se acostaron o cuánto comieron, porque ya se sabe… Lo que ocurre en Las Vegas se queda en las Vegas.
De lo único que puedes estar seguro es de que volverán sanos y salvos. Y sobre todo, felices como perdices.


  • Compártelo:

You Might Also Like

7 Comentarios

  1. Lo que me he reido Elvira!! no me he podido sentir mas identificada como cuatrimadre y mis teleabuelos :-)
    Mil besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, preciosa!
      Lo tuyo es de monumento: cuatro niños en 3 años. ¡Increíble!
      La verdad es que yo no viviría sin los teleabuelos tampoco, pero tu santa madre que hace hasta disfraces... ¡Es estupenda!
      Un besazo y gracias por escribirme.

      Eliminar
  2. Por cierto, soy Lara.
    Mas besos!

    ResponderEliminar
  3. Ja,ja,ja, no podia parar de reir, que post más bueno de esa bloguera Trimadre, es totalmente cierto y real lo que cuenta, yo soy sólo monomadre,ja,ja,ja, pero a veces con mi niña parece que soy tri,cuatri o quitri porque no para!!!!!Y mi madre como teleabuela (porque con mis suegros tengo relación cero) es una supergranmother la pobre, la quiero tanto..........no se que haría sin ella.......En fin Elvira, respecto a las criticas que recibiste el año pasado sobre el blog o comentarios negativos, tú pasapalabra, ni caso, tu sigue a tu instinto y escribe lo que te apetezca, no hay mejor terapia que esta........eres un encanto, un cielo de persona y no nos puedes privar de disfrutar de tus bonitos comentarios, asi que la próxima vez que te de por pensar si seguir adelante con el blog o no, cuéntanoslo, escribenos (ya sabes mi mail y aqui estoy para lo que necesites) que te escucharemos y animaremos para que eso no ocurra!!!!!!!!Un beso enorme para ti y los peques. FELIZ MARTES!!!!!

    Pitufa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta hace poco fuimos vecinas y todo, ahora me trasladé a Madrid para poder estar cerca de mis padres y facilitarles el "teletrabajo" ja, ja, ja.
      Y es cierto, si lees cosas antiguas verás que con Mayor ya me desesperaba solita. Da igual el número de niños, nunca te sobran brazos ni tienes suficiente paciencia...
      Gracias por tus comentarios y por ser tan amor.

      Eliminar
  4. Ay Elvira que ando mirando post tuyos desde tus inicios, tiempo atras y acabo descubrir por un post, (si no he leido mal) el dia 18 de Julio, (es decir el jueves pasado) fue TU CUMPLE, asi que MUCHISIMAS FELICIDADESSSSS!!!!!!aunque sea con un pelín de retraso, ay que pena no haberme leido antes ese post. Ahora si te dejo sin dar más lata,ja,ja,ja.Un abrazo.

    Pitufa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay, qué mona! Muchas gracias!!! Sí, 32 añitos acabo de hacer. Un beso enorme, Pitufa

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas y que compartas conmigo tu opinión. Por favor, no lo dudes y escríbeme lo que quieras: comentarios, críticas, opiniones, preguntas, etc. ¡Gracias!