Trucos y consejos para aprender a andar un bebé

15 octubre

El Rubio Cabezón está a punto de empezar a andar por fin sólo. Por ahora va desplazándose sujetándose a los muebles o de la mano de un adulto. No queremos forzarle para que ande, pero tampoco queremos que prolongue demasiado la fase del gateo como hizo su hermano. Así que le hemos puesto unas buenas botas que le sujeten el pie y tenga estabilidad y con juegos le vamos ayudando a ejercitar el equilibrio. Aquí os pongo algunos ejemplos diferentes a los ya conocidos correpasillos y andadores:


Este balancín "pony-vaca" de Imaginarium (aún no sabemos qué animal es realmente...) tiene el tamaño y la forma perfecta para el Rubio Cabezón. Le encanta el juguete aunque sea heredado de su hermano, como casi todos los que tiene. Lo ha descubierto hace poco aunque llevaba meses en su cuarto, pero las ganas de explorar y su creciente autonomía le han hecho fijarse en él ahora y está feliz: se sube y se baja, se balancea, lo achucha y babea...




Un carro de muñecas o un carrito de la compra de juguete son muy útiles. Da igual des sexo que sean los niños, a todos les encantan; les da igual que sean rosas o amarillos con tal de que tengan asas y ruedas... Son una alternativa a los clásicos correpasillos y también les ayudan a estabilizarse y coger confianza al andar.



Otro buen ejercicio para el equilibrio a esta edad (y que requiere menos espacio en casa además de ser gratis) son los columpios infantiles. Pero ojo, los que son cerrados al rededor y adecuados para niños más pequeños, como los de la foto. El Rubio Cabezón ya ha aprendido a "darse" y disfruta con la "sensación de velocidad". Hace contrapeso con su cuerpo hacia delante y hacia detrás para impulsarse, ejercitándose y adquiriendo equilibrio también.

  • Compártelo:

You Might Also Like

10 Comentarios

  1. andar, no andará, pero está superbonito tu niño!

    ResponderEliminar
  2. las otos del columpio estàn preciosas se me antoja ser niña de nuevo y no marearme cuando me subo a uno
    Luzali

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, ja, ja. Confieso que con la excusa de los niños, me he subido alguna vez en los columpios... A Mayor no le gustaban nada, le da miedo todo lo que le hace "perder el contacto con el suelo" pero en cambio el Rubio Cabezón se puede pasar horas en el columpio...

      Eliminar
  3. Tienes unos niños requetepreciosos y yo no se que edad tiene el pequeño, pero lo veo muy animado para arrancar ya él solito.
    Besos, Lara

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Lara! El Mayor tiene 3 y medio (casi como Mateo) y el Rubio Cabezón 14 meses. Un besazo y graciassssssssss

      Eliminar
  4. Ay ay ay ayyyyyy!!!!Que me como a ese "rubio cabezon" tan requeteguapo!!!!Se puede ser mas bonito y gracioso??noooooooo!!!!por favor que carita!!!Elvira no me extraña que se te caiga la "baba" con ese niño porque es un "bombon". Lo de andar es como todo, una se agobia con cada etapa diferente por las que pasan los niños, a mi me pasó, al final acabé llegando a la conclusión de que todos gatean, todos echan dientes, todos comen, todos andan, en fin que todo llega.....y no hay por que agobiarse, simplemente cada niño lleva su ritmo. Está genial que le ayudeis con soportes que le faciliten la tarea como el carrito, mi peque se soltó asi.....esa foto llevando a su hermano en el carrito es gracisosima, pero la del columpio no tiene precio!!!!con esa cara de satisfacción y alegría, es sencillamente un bebé FELIZ!!!Un besote guapa
    Pitufa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es "empujarle" a que ande, sólo es que no lo retrase tanto como Mayor. Porque Mayor sabía andar, pero como era más cómodo y llegaba más rápido gateando, se tiraba al suelo en seguida. Creo que era vagancia por su parte. Y claro, eso te limita bastante la vida por la calle, en el parque, en el supermercado... Además, Mayor es bastante torpe, tropieza con todo y tiene muy poco equilibrio. Así que hemos aprendido de la experiencia y le estamos dando al Rubio Cabezón la oportunidad de conseguir un mejor equilibrio desde el principio (me explicó un pediatra que el equilibrio se practica, también en los adultos).
      Y sí, son tan trastos que en vez de llevar el Mayor al Rubio en el carrito, se cambian las tornas para jugar. ¡Nunca paran de sorprenderme! Ja, ja, ja.
      Un besazo, preciosa. Y te recuerdo que te lancé el guante para que te animes a escribir el post del parque...

      Eliminar
  5. Con los columpios se lo pasan genial! Los míos disfrutaban muchísimo en el parque y al final decidimos comprarles unos columpios para el jardín de casa y todo :) De la marca Feber, precioso... del mickey!
    Isabel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bueno! Nosotros ahora hemos descubierto que el Rubio les ha cogido miedo y sólo quiere subir y bajar por la rampa del tobogán. Menos mal que no los compramos finalmente porque nos los hubiéramos comido con patatas...

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas y que compartas conmigo tu opinión. Por favor, no lo dudes y escríbeme lo que quieras: comentarios, críticas, opiniones, preguntas, etc. ¡Gracias!