Nueva estrategia para quitar el pañal

14 noviembre

Por las mañanas cuando me levanto oigo en mi cabeza la voz en off de un anuncio de televisión: 

Tras el éxito en taquillas de "El pañal de la noche" y su secuela "Pastilla de placebo para quitar el pañal de la noche" llega "¡¡Abandono!!", próximamente en cines de todo España.

Lo confieso, a veces soy muy teatrera; pero es que no lo he podido evitar. O me lo tomo con humor o me pongo a llorar porque llevamos con el tema ya demasiadas semanas. Bueno, más bien llevo, porque el Padre en Prácticas desistió a la primera semana y ahora se dedica a seguirme mientras llevo las sábanas a la lavadora diciéndome "te lo dije".

Gracias a todos los comentarios y consejos recibidos he decidido probar una última opción y, si no, lo dejo. Al menos por un tiempo. Casi todas las mamás han coincidido en recomendarme no atosigar al niño, darle su tiempo y esperar a que él esté preparado. En teoría sí lo está porque es él quien pide no dormir con pañal, pero luego duerme tan profundamente que no se entera de que tiene ganas y se lo hace. Sé que 3 años y medio no es mucho y hay niños que se lo hacen hasta más tarde (yo misma), pero al verle tan decidido pensé que era el momento.

Para los que no me sigan en Instagram y Twitter ya saben que las pastillas de placebo sirvieron para animarle, pero además de saberle a fresa me temo que no hemos conseguido nada con ellas. Ahora he optado por ponerle el pañal cuando ya está dormido. Él no quiere dormir con pañal así que entro en su cuarto antes de meterme en la cama y se lo pongo, aunque me ha tocado darle explicaciones cuando se ha despertado y se ha dado cuenta de que tenía el pañal puesto... Esta estrategia no es por él, es por no desesperarme yo más lavando pijamas y sábanas diariamente, no quiero desanimarle así que he hecho esta especie de "trampa" para poder darle una oportunidad al pobre. Lo bueno es que llevamos dos días con la técnica y ya uno se levantarse con el pañal seco, así que igual es cuestión de darle un poco más de tiempo.

Continuará...

  • Compártelo:

You Might Also Like

4 Comentarios

  1. Me encanta tu estrategia. Qué no haremos las manos por nuestros hijos. Daniel estuvo muchas noches seguidas mojando la cama y yo dando trabajo a la lavadora. Pero al final consiguió levantarse seco

    ResponderEliminar
  2. Ay Elvira hija que paciencia tienes!!!!yo ya hubiera tirado la toalla, reconozco que no estoy hecha para tener paciencia....bueno, tranquila y no te agobies ni te tortures más, si ves que no lo consigues déjalo estar un tiempo......si el no quiere el pañal, para que no se sienta fustrado, explicale con cariño que como ya hace frio se lo pones para que esté más calentito,y así evitar también que esté mojado si se le escapa el pis, que no pasa nada si todavía lo hace, pero que cuando llegue el calorcito en verano se lo quitarás, a ver si así funciona al menos para evitar sobre todo que el se traumatice porque no quiere tener pañal y como no controla no es posible quitarselo. Seguro que en unos meses sus esfínteres estarán más preparados y se lo puedes quitar sin problemas para primavera o verano. Yo con mi peque, ni lo he intentado (a pesar del atosigamiento de la psicologa) prefiero esperar al buen tiempo, ella me ha dicho en 2 ocasiones que quiere dormir sin pañal, pero creo sinceramente que lo mejor para todos es hacerlo cuando pase el frio, son muchos los inconvenientes de hacerlo en invierno (al menos bajo mi punto de vista) pero bueno mi humilde consejo es para que no te agobies.....luego tú actua como creas conveniente....un besote gordo y nos vas contando guapa.

    Pitufa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, parece que hemos llegado a un "entente-cordiale" y le he comprado pañales de esos de noche que se suben y bajan como calzoncillos. Al menos así no desgasto los pantalones de pijama de tanto lavarlos...

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas y que compartas conmigo tu opinión. Por favor, no lo dudes y escríbeme lo que quieras: comentarios, críticas, opiniones, preguntas, etc. ¡Gracias!