El club de las Malas Madres

23 abril

Os voy a contar un cuento: Hay un club, un pequeño club que empezó como algo ingenuo y social, en el que las madres nos juntábamos en Twitter y Facebook para compartir nuestros errores y hacer un poco de terapia de grupo. Pero un buen día ese club empezó a crecer. Y de las pocas decenas que formábamos parte de él pasamos a ser miles. Y cruzó fronteras, océanos y montañas. Y se tornó en algo grande, con nombre, logo y todo. Y todas las componentes de ese club nos empezamos a sentir orgullosas de formar parte de él y pusimos su enseña en nuestros blogs. Y se creó una fiesta para juntarnos todas las que sólo nos conocíamos por nicks. Y empezó a hacerse público y a aparecer en los medios de comunicación... Pero este cuento aún no tiene fin, está por escribir. Os dejo uno de los muchos artículos que han escrito sobre ellas en los últimos días, es de El Tiempo.com

Mientras, me siento orgullosa de presentaros a las MALAS MADRES. Probablemente ya habréis visto su logo en el lateral del blog, lleva meses ahí. Pero nunca he explicado nada acerca de él. Pero hoy es el día. Hoy es el día en el que me quito la máscara y grito al mundo: "Soy una #malamadre". Pero una mala madre desde el cariño, desde la humildad de reconocer que no soy una súper mamá, que a veces me olvido de la merienda o de peinar a los niños antes de salir de casa, que mi vida 1.0 no es perfecta y que no llego a todo pero que sé reírme de ello y de mí misma. Pero la blogosfera es como una terapia de grupo que me ayuda mucho, porque me hace sentir menos imperfecta, más normal y humana.

En el artículo que os he recomiendo dicen "Cada noche, a través de Twitter y Facebook, las ‘malas madres’ comparten sus experiencias de maternidad caótica, sus errores y despistes cotidianos, y hasta consejos para ser más malas y no morirse en el intento." Y así es, por ejemplo, cuando esta mañana he llevado a Mayor al cole y me he dado cuenta de que en su mochila le he metido un tupper vacío en el que debía de ir la fruta del almuerzo, lo primero que he hecho es reírme y pensar "esto, ahora mismo al Twitter de Malas Madres" y así ha sido:



Por cierto, os recuerdo que podéis seguir a diario nuestras vivencias en Twitter, Facebook y, sobre todo, en Instagram.

  • Compártelo:

You Might Also Like

4 Comentarios

  1. Yo tb soy mala madre!! Yo llevo la mochila. ..y aveces la traigo de vuelta a casa!!! Ahora en unos meses sere mala madre por partida doble!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Qué dices!!! Enhorabuena. No me había enterado. ¡¡Dónde tendré yo la cabeza...!! Un besazo giganteeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee

      Eliminar
  2. Las #malasmadres estábamos escondidas, nos daba vergüenza reconocer que lo éramos, que no somos perfectas, que se nos va de las manos en muchas ocasiones, que no tenemos tiempo de nada, que no somos como esas que salen en las revistas, siempre perfectas, tan monas...no, nosotras no somos así, qué se le va a hacer y ya era hora que nos uniéramos y compartiéramos nuestras dudas, angustias y nuestros defectos, para reírnos de ellos. Y que lo gritáramos al mundo entero!!
    Un besazo guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo hubiera dicho mejor. ¡Qué bien expresado! Más que malas madres, somos madres imperfectas que no se esconden por ello, ¿no?
      Un beso, preciosa

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas y que compartas conmigo tu opinión. Por favor, no lo dudes y escríbeme lo que quieras: comentarios, críticas, opiniones, preguntas, etc. ¡Gracias!