¿Cómo hacer que los niños recojan sus cosas?

14 mayo

Esto es una llamada de socorro a las madres perfectas y a los padres experimentados, cuyos hijos recogen. NO PUEDO MÁS. Bueno, en realidad los que no pueden más son mis riñones. Se han declarado en huelga. Y de verdad que tienen razón. No hay noche que no me meta en la cama con la espalda dolorida de cargar al Rubio que en seguida se agota cuando pasea o, peor aún, prefiere "las vistas" desde la altura (parece que le gusta el mundo visto desde más alto) Pero es que, además, me paso la tarde recogiendo ropa, zapatos y juguetes por toda la casa. Ni un plato, ni una construcción. Nada recogen si no es a gritos y con amenazas. Y, aún así, sólo lo hacen a medias y algunas veces.

El Rubio tiene la manía de cerrar puertas y apagar luces, aunque estés dentro de la ducha en ese momento y te deje completamente a oscuras. En cambio, con los juguetes su manía por el orden desaparece y se pasa el día llevando de aquí para allá juguetes y toda clase de cosas. Así que en casa no es raro encontrar un zapato del Padre en Prácticas dentro de la bañera, las llaves de casa en el cajón de los pañales o el cargador del móvil debajo de una alfombra. La verdad es que como chico para las mudanzas tiene futuro. Pero a mí me agota buscar el mando o el teléfono de casa por todas partes. Nunca me deja de sorprender dónde aparecen las cosas...

Mayor es peor. Vuelca cajones de coches, juguetes o lo que sea y los deja por el suelo para que nosotros nos practiquemos la acupuntura en los pies pisando miles de piezas pequeñitas y puntiagudas. Pero, ¡ay de ti como se te ocurra decirle que recoja! Siempre alega que está "cansadito". ¡Cansadito! Pues no estaba nada cansadito mientras sacaba todos los juguetes dos minutos antes...

Hemos probado de todo, separar los juguetes en cajones grandes para que les sea más fácil ordenar, en cajones pequeños para que les cueste más desordenar, se los hemos quitado como castigo, se los hemos "tirado" a la basura, cantamos canciones para que recojan... De todo. Al menos el Rubio empieza a recoger como un loco ante los bufidos de su padre y finalmente acaba como un pollo sin cabeza trasladando de un lado a otro las cosas sin saber muy bien dónde poner cada juguete. Pero Mayor se resiste a todo. Da igual darle ultimatums, reñirle o castigarle; él no recoge y no recoge. Ni os cuento si hablamos de la ropa que se quita... El juguete favorito de las gatas son sus calcetines que abandona en cualquier sitio, según le de.

Y vosotros, ¿tenéis algún truco para que recojan?

  • Compártelo:

You Might Also Like

10 Comentarios

  1. Yo creo que no hay ningún método infalible.
    Te puedo contar como me ha ido a mí . Los míos no han sido muy regones, pero el segundo más que el primero , y yo corto por lo sano rápidamente . Subí todos los juguetes a lo alto de los armarios y cuando me decía :Los juguetes para jugar , Yo le respondía : No , porque no recoges al final , y entonces con su promesa de antemano de que recogería ,le dejaba los juguetes . Tengo que decirte que cuando era pequeño ,terminábamos su hermano y yo recogiendo , y ahora que él es ya más mayorcito , es más estricto con el orden y la recogida . Eso mejora con el tiempo y la edad , ya que si él ve que tú le inculcas el orden en general para todo , para su habitación y tareas ,al final , esto es parte de su educación y lo lleva consigo mismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puff... Nosotros le llegamos a quitar todos, pero absolutamente todos los juguetes, cuentos, etc. Y ni con esas... Se resiste no sabes cómo. En cambio el Rubio si se lo dices, recoge. Lo de dejarle los juguetes que le has quitado a la vista no lo he probado. Lo intentaré...
      Estoy de acuerdo contigo en eso de que hay que inculcándoselo. Nosotros le obligamos al llegar a casa a dejar la mochila, el abrigo y los zapatos. Al ducharse, también debe de separar la ropa sucia y dejarla en un montón... Pero al final, cada cosa de esas conlleva andar detrás de él diciéndoselo, recordándoselo y, finalmente, obligándole.

      Eliminar
  2. Ayyyuu como me suena...el peque saca y saca...e invade el salon con toda la tropa, coches,muñecos. ...pero.....ayyy a la.hora de recoger. .estaaaa super cansado. ..asi q o dejo a la.invasion jugetil y me declaro en huelga o toca pringar....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y no has conseguido que recoja? ¡Pues vaya faena! Entonces, no tengo esperanzas de que mejore... Ufffff

      Eliminar
  3. Nosotros teniamos el mismo problema, todas las tardes antes de cenar era una pelea continua con ellos por el tema de recoger los juguetes. Y al final solo reaccionaban a las amenazas. Hasta que hemos empezado con el sistema de puntos. A David lo ha motivado mucho y a Martina que imita todo lo que hace su hermano tambien. Cada noche pegan orgullosos su punto en la tabla y saben que cuando lleguen a 30 habra una recompensa. Llevamos 10 dias y de momento funciona. Ya te contare.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Eva, cuéntame si funciona y me pongo con ello pero ya mismo! Porque estoy desesperadita... ¡Gracias!

      Eliminar
  4. En mi casa no se saca un juego nuevo o juguete hasta que no se recoge el anterior (así también juega con todos, cada vez que saca uno parece que es nuevo para ella), además tiene su rinconcito para jugar, y sabe que lo que no quiero es que las cosas estén en el suelo si ella no está jugando o fuera de su rinconcito. Hay días o rachas mejores que otras pero lo llevamos.
    Un saludo.
    ♥♥♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo que nosotros intentamos... Pero el índice de eficacia es mínimo. Vamos, que no funciona. O se ponen a jugar con cualquier cosa que se encuentren, aunque no sea un juguete, o me ignoran y sacan a mis espaldas más juguetes...

      Eliminar
  5. Has descrito perfectamente mi hogar (dulce hogar)....Esta mañana antes de irnos, con las prisas de siempre, he descubierto un rincón con una sorpresita para cuando volvamos ahora a casa..por lo visto Marta se ha dedicado antes de salir a tirar todos los Cd,s de la estantería! Y así con todo! Y de recoger, nada de nada.....Ayyyyyyyyyyy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay, madre! ¿Y por qué siempre nos vuelven locas? ¿No podrían dedicarse a hacer cosas más lúdicas y menos destructivas?
      Un besazo

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas y que compartas conmigo tu opinión. Por favor, no lo dudes y escríbeme lo que quieras: comentarios, críticas, opiniones, preguntas, etc. ¡Gracias!