Rezo por Fernando [Editado]

28 julio

En marzo se creó en Twitter una corriente de gente que con el hastag #rezoporfernando se sumaba a la lucha de un bebé de 700 grs. que nació a los 6 meses de gestación. Un ejemplo de padres y una bella historia que conocí pocos meses después a través de un retweet, y que me encogió el alma. Unos padres jóvenes  que lo dejan todo por ayudar en la lucha de su hijo por vivir. Una lucha llena de esperanzas y mucha fe. Repito: para mí son todo un ejemplo de paternidad, amor y fe.


Durante estos meses hemos visto evolucionar a Fernando, sufrir decenas de operaciones, ir "ganando mofletes y batallas", como dice su padre. Este pequeño milagro ha conmocionado la red porque día a día sus incansables padres han subido fotos y relatado su evolución, las crisis y los pequeños pasos que este pequeñín ha ido dando. Cambio de incubadora, primeros abrazos, primeros biberones, visita de sus hermanos...


El pasado día 8 de julio Fernando finalmente murió. Un pequeño angelito que va directo al cielo gracias a sus padres y a una cadena de oraciones que no cesa aún, pasados los días. Reconozco que durante estos meses he llorado y he rezado por ese niño con todas mis fuerzas, alguien a quien no conocía pero que sentía muy cercano. Sólo Dios sabrá porqué se lo ha llevado, lo que sí es cierto es que ese ser tan diminuto, lleno de cables y vendajes, ha removido corazones y sacudido conciencias como la mía. Sin saberlo, ha convertido a sus padres en un ejemplo de vida, solidez, fe y amor. Siempre cariñosos y agradeciendo cada uno de los comentarios recibidos día a día, con una energía y una positividad que transmitían a todos los que esperábamos su actualización diaria del estado de Fernando.



Desde aquí, y con todo mi cariño, GRACIAS a Bosco y Blanca por vuestra generosidad al contar vuestra historia y la lucha de Fernando en este mundo. Gracias por vuestro ejemplo. Y gracias a ese pequeño angelito que seguro ya está en Cielo. #rezoporfernando

  • Compártelo:

You Might Also Like

1 Comentarios

  1. Ufff vaya historia! Se me ha encogido el alma...
    Mi sobrino nació a las 32 semanas de gestación con apenas un kilo de peso, me ha recordado mucho la primera foto a él cuando lo ví por primera vez...Por suerte mi sobrino salió adelante, pero sé que es una situación muy dura y puedo imaginarme por lo que han pasado esos padres luchadores que a pesar de todo han tenido tiempo de tener al día a todas esas personas que rezaban por su angelito. DEP.

    ResponderEliminar

Me encanta saber lo que piensas y que compartas conmigo tu opinión. Por favor, no lo dudes y escríbeme lo que quieras: comentarios, críticas, opiniones, preguntas, etc. ¡Gracias!