Y el Rubio decidió bajarse de la cuna

08 julio

El otro día, en medio de la siesta, apareció el Rubio en el salón. No entendíamos cómo podía haberse bajado. Le preguntamos si se había bajado él solito y nos contestó con sonrisa triunfal que "tí". Así que, más bien con incredubilidad, decidimos retarle: "si lo haces otra vez, te quitamos la barrera de la cuna". Y lo hizo otra vez, y otra, y otra y otra... Aquí os dejo la prueba:



Así que, al día siguiente, le quitamos el lateral de barrotes y nos dimos cuenta de que necesitaba una barrera para no caerse al dormir. Valoramos comprar una de red de las que venden en Carrefour o El Corte Inglés, pero le convertiría la cama otra vez en cuna y, además, son tan grandes que no tendría por dónde subir y bajarse de la cama. Así que fuimos a nuestro querido Ikea (el Padre en Prácticas es absolutamente fan) y compramos el que venden para esa cuna.

De paso, también compramos este piloto o luz (aunque no se parece a la abejita que Lara de "Con olor a bebé" le puso a su hijo Mateo, que me tiene enamorada...) Consume poco y tiene un sensor gracias al que se apaga de día, para consumir menos electricidad. Como todo lo que hace Ikea, ¡pensado al mínimo detalle!



Temíamos la primera noche. Ya nos pasó con Mayor. Pero el Rubio, que es mucho Rubio, nos preocupaba más... Ver su cuna así le encantó. ¡Hasta a Mayor le gustó! Se subió, se bajó, se metió en la camita, se sentó a leer un cuento... Estaba muy contento y se durmió en seguida, pero nosotros no estábamos tranquilos.

A media noche le sentimos levantarse y abrir la puerta de su cuarto. Al interceptarle, nos contestó sonriente que quería un "Cao". Vamos, que iba a la cocina a ponerse él solito un biberón de Cola Cao. Obviamente le hicimos volver por donde venía... Y eso fue lo único en toda la noche.

Ya lleva dos noches en la cama y sigue feliz y portándose bien. Ojalá siga así siempre... Mientras, empezaremos a ahorrar para comprarle una cama y un cuarto de niño mayor en vez del que tiene ahora de bebé. Buaaaaaaaa... ¡Se nos hace mayor!


  • Compártelo:

You Might Also Like

6 Comentarios

  1. Guapisimo el Rubio por favor vaya escalador. Da mucha penita que se hagan mayores pero ese monento de encontraroslo en el salón debió de ser impactante jajaa vaya susto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más que susto, acojone. Sólo nos preguntábamos cómo lo había hecho. De hecho, estuvimos haciendo apuestas entre nosotros a ver cómo se salía de la cuna. Yo pensaba que se acercaba la mesilla o un juguete para escalar entre los barrotes, pero no...

      Eliminar
  2. Me puedo llevar al rubio a mi casa??? que crack!!! el otro Enrique os echa de menos... Muakkk

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Todo tuyo! Ya verás, ya... Ge es un santo al lado de este... ¡La semana que viene sin falta nos vemos y conocemos la casa nueva! Muakkk

      Eliminar
  3. Has tenido suerte que la cuna es resistente. Mis padres descubrieron mi afán trepador cuando decidí salir como el rubio de la cuna. La única diferencia es que no aguanto en peso de mi cuerpo y acabo de sombrero. Cuentan que del ruido causado y el susto que se metieron mis padres el parque paso a mejor vida (para disgusto de los armarios del pasillo pues era un Da Vinci en potencia JAJAJAJA).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bueno! Ja, ja, ja. Me imagino la cara de susto de tus padres... Si es que no sé de qué nos sorprendemos con los niños, se nos olvida que nosotros también fuimos niños y eramos iguales (o peores, en algunos casos)

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas y que compartas conmigo tu opinión. Por favor, no lo dudes y escríbeme lo que quieras: comentarios, críticas, opiniones, preguntas, etc. ¡Gracias!