La presión a los niños por el fútbol

09 febrero

Una de las cosas por las que me casé con el Padre en Prácticas es porque no le gusta el fútbol. Seguro que ahora mismo, al leer esto, estaréis pensando o que estoy loca o que soy una afortunada, dependiendo de si os gusta o no el fútbol. Me aburre bastante, casi al nivel de las carreras de coches y motos o el tenis (después de decir esto ya me he ganado varios enemigos, seguro) Pero es que de verdad que no disfruto viendo deportes en la televisión, salvo cuando era pequeña que me encantaba el patinaje sobre hielo y la gimnasia rítmica (soy una friki, lo sé)

Pero esto no es lo que os quería contar hoy. Hoy quería hablar acerca de la presión social que existe actualmente acerca del fútbol. Yo no era consciente de ello hasta que he tenido esta mañana una conversación con Mayor en la que me ha dicho que era del Atleti. Me ha sorprendido que se declarara seguidor de un equipo que ni sabe pronunciar bien su nombre y que jamás ha visto jugar. Así que he decidido indagar sobre el asunto y resulta que su amigo Enrique le ha dicho que "el Atleti gana", y claro, él quiere ir con su amigo Enrique y con los que ganan. Tan simple como eso. Y me he preguntado qué dirá a su amigo Ignacio cuando éste le cuente que él es del Real Madrid como su padre. ¿Os imagináis la respuesta? Pues esta misma tarde ya la he sabido: Mayor se ha cambiado al Real Madrid con la misma facilidad con la que se hizo del Atleti.

Lo que en principio es una tontería, puesto que Mayor ni siquiera es realmente del Atleti ni del Real Madrid, se ha convertido en un conflicto para el pobre niño. No sabe de qué equipo tiene que ser y ve cómo amigos, primos, vecinos y tíos... le preguntan de qué equipo es a diario. La conversación, no sé por qué, surge muchas más veces de las que os podéis imaginar.

No pretendo condenar a mis hijos al ostracismo, en absoluto. Pero en casa no se ve fútbol en la tele, tampoco mis hijos tienen el carnet de socio ni la equipación oficial de ningún equipo. Además, me niego a levantarme a las 7 de la mañana un sábado para llevar al niño a jugar un partido de fútbol. No es que no practiquemos deporte en casa, más bien lo contrario, el Padre en Prácticas los practica todos, o casi. Corre, juega al golf, hace escalada, esquía, monta a caballo, nada y bucea... Así que mis hijos están abiertos a deportes menos extendidos, como el hockey o el balonmano, a los que jugaron sus padres de pequeños.

Volviendo al tema de la presión social, ¿cómo hemos llegado a aceptar como conversación trivial alternativa al tiempo el hablar de fútbol? ¿Vosotros veis normal que un niño de tan solo 4 años sea preguntado por su equipo de fútbol favorito? Yo le preguntaría cuáles son sus dibujos favoritos, más bien. ¿No creéis?

  • Compártelo:

You Might Also Like

4 Comentarios

  1. A mi el fútbol de chifla y nuestros sábados son la locura!!! Juegan los 3 mayores cada uno en un equipo (la mayor en baloncesto y los mellis en fútbol). Ademas cada uno juega a una hora diferente asi que andamos dividiendonos para llevar a unos y a otros. Ja ja ja!! Y Gabi ademas se graba TOOOODOS los partidos!! Es flipante. Luego en casa ven las mejores jugadas y es un recuerdo que les queda para toda la vida. Gabi aun se ve los partidos que le grababa su padre cuando jugaba de pequeño :-)
    Y como digo yo, cuando el pequeño entre en el "cuadrante" de los partidos de los sábados, o la mayor va en autobús o ya imposible!!! ja ja ja
    Creo que como todo en esta vida, mientras no sea una obsesión es perfectamente válido. Ademas sea al deporte que sea creo sinceramente que es muy importante para los niños el aprendizaje de ser un equipo.
    Besos!!
    Lara

    ResponderEliminar
  2. Uy ese Ignacio quién es??? Mayor del Atleti hombre jajajajajja!!!! por mucho que quieras, alejarles del futbol es una misión imposible!!!! Bueno del deporte en general y que disfruten del aire libre y aprendan a perder y a ganar!!!

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo, hay un millón de deportes para practicar. Ana

    ResponderEliminar
  4. Estoy totalmente de acuerdo contigo y más allá del fútbol , es necesario trabajar con los niños él defender la personalidad y los propios gustos por encima de "corrientes" y opiniones de los demás. Porque tu ejemplo es el fútbol pero el día de mañana será que el grupito o manada se va a hacer una tratada y hay que seguirle.
    A mí tampoco me gusta el fútbol , a mi marido ¡Sí! ,pero los niños han probado y practicado de todo y ellos han escogido . A mi mayor no le gusta el fútbol, Él práctica ajedrez y judo , en verano hace piragüismo y vela , le gusta los deportes de mar . Y el pequeño sí le gusta el fútbol ,juega en un equipo y también juega al tenis en un club , pero siempre ellos han escogido . También les gusta mucho el golf a los dos , estando en la tierra de Severiano Ballesteros ,¡Cómo no!.

    ResponderEliminar

Me encanta saber lo que piensas y que compartas conmigo tu opinión. Por favor, no lo dudes y escríbeme lo que quieras: comentarios, críticas, opiniones, preguntas, etc. ¡Gracias!