El Oceanográfico de Valencia

17 abril

¡Buenos días de viernes! Hoy retomo uno de esos post que había empezado a escribir y nunca acababa... Así que veréis que en las fotos los niños van vestidos de verano, pero es que son de hace unos meses. ¡Lo siento!

Lo primero es reconocer que no me gustan nada los peces. Además, en mi familia se dice que dan mala suerte. Así que estar casada con un fan de los acuarios no ayuda mucho... Por ahora me he librado de meter en casa peces, ya con las dos tortugas, la cobaya y las dos gatas creo que vamos servidos. Pero eso no impide que se pase el día enseñándole a los niños los peces en todas las tiendas de mascotas que se encuentra. Así que no tuvimos más remedio que ir al Oceanográfico a Valencia y dejar que los tres disfrutaran como niños (el padres sobre todo)

Oceanográfico de Valencia

L'Oceanogràfic es el mayor acuario de Europa, horas y horas entre peces me esperaban... Así que, como siempre hago, me estudié y planee la visita para que no se les hiciera pesada ni a ellos ni en especial a mí. Pero al final, como siempre nos pasa, fuimos dando tumbos y no cumplimos ni mi itinerario ni los horarios... 

Niños en el L'Oceanogràfic

Reconozco que no me disgustó tanto como me esperaba, y eso que yo era la única que ya había estado... Me encantó ver a los niños parados largo rato frente a un acuario con los ojos como platos. Mayor seguía sin pestañear los tiburones y el Rubio hasta se hizo amigo de un pingüino. También nos sirvió para explicarles un poco de zoología y cuidado de los océanos, que Mayor perdiera miedo a los tiburones y que abrieran su mente a todo un mundo bajo el agua (con los consiguientes deseos de querer aprender a bucear, por supuesto) Lo que más me gustó a mí fue el estanque de las medusas, ¡es todo un espectáculo! con su luz como mágica, su especia de baile en el agua...

Oceanográfico con niños

Mi consejo es ir con calma, se puede hacer largo y además al ser Valencia una ciudad con tanta humedad, no es aconsejable ir un día que haga mucho calor. Hay charlas como las de las aves que son muy interesantes y que a los niños les entretuvo. Ojo porque comer allí es carísimo, lo mejor son los restaurantes de comida rápida, aunque tampoco son especialmente baratos. Así que llevar agua y cosas básicas para los niños también es buena idea. Nosotros aprovechamos que llegamos pronto al espectáculo de los delfines para comer, porque luego se forman largas colas en los restaurantes de debajo. ¡Ah! Y comprando las entradas online te hacen un 10% de descuento.

Niños en el Oceanográfico de Valencia

  • Compártelo:

You Might Also Like

2 Comentarios

  1. Siento saber que has ido a ese sitio. Supongo que no sabrás que cada año en Japón matan a familias de delfines para capturar crías para encerrarlas de por vida para hacer shows absurdos. Eso no es preservar ni educar sino maltratar y extinguirlos en libertad. En los delfinarios cada año delfines se suicidan voluntariamente dejan de respirar porque no soportan una vida en la que no pueden nadar más de unos metros. Si conocieras los métodos de entrenamiento de los shows con delfines, patadas, golpes. Poca gente deja de ir al zoo o a acuarios pese a saberlo y así financiamos la tortura y la esclavitud de animales sensibles e inteligentes. Chesca

    ResponderEliminar
  2. A mí y a los míos nos encantó. No solo el Oceanográfico sino el Museo de Ciencias .cogimos un hotel pegadito y entradas para varios días.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Me encanta saber lo que piensas y que compartas conmigo tu opinión. Por favor, no lo dudes y escríbeme lo que quieras: comentarios, críticas, opiniones, preguntas, etc. ¡Gracias!