Para comérselas

08 julio

El sábado descubrí el paraíso en la tierra. Los que me seguís por redes sociales seguramente ya sabréis a qué me refiero, porque no pude resistirme a contároslo... Se trata de la tienda de chuches BigBox St. y se encuentra en el centro comercial Gran Plaza 2 (Majadahonda).



Pero no es una tienda de chuches cualquiera, es LA TIENDA. Así, con letras mayúsculas. Entrar en ella es toda una sensación, desde su decoración en madera, ladrillo y molduras en los techos y con toda una pared llena de cajitas que parecen una tienda de Nespresso pero en dulce; hasta la visión de todas las chuches ordenadas por colores y tipos, todas en sus cajas de madera y cristal. Y luego, bajo un enorme corazón realizado en madera de palets, un mueble lleno de tooodas aquellas chuches de cuando éramos pequeños: los Petazetas, los Koyacs, las pajitas de pica-pica... ¡Qué recuerdos! Además tienen zumos tropicales especiales, Coca-Colas de vainilla y cereza, galletas y tabletas de chocolate americanas, cupcakes... Y. lo mejor de todo, ¡el precio! Al peso cuestan 1,25 €/100 gr. ¡¡Increíble!! ¿A que ya os estoy convenciendo de que es el paraíso? Pues cotillear su Facebook y vais a alucinar...



Ahora os cuento algunas de las cosas de la tienda que me encantaron. Las cajas son su producto estrella, puedes escoger el color y el mensaje, la única condición es que la llenéis de las chuches que más os gusten. Esto se traduce en que, por ejemplo, la caja que me llevé (no me pude resistir) cuesta unos 3,70 euros con la caja incluida. ¡Está genial de precio! También personalizan los mensajes si no te encajan los que tienen allí preparados. Además, tienen un servicio por el que puedes encargar las cajas para un cumple o un evento y te las preparan y personalizan con el logo, foto o mensaje que quieras. Incluso preparan sobre la marcha brochetas con las chuches que quieras, perfectas para regalar o para poner en cumples.


Otra cosa súper importante es la calidad de las chuches. Todos sabemos que a veces las chuches a veces están imposibles de comer por lo duras y gomosas que están. Pues aquí garantizan que están tiernas. Transcurridos unos días desde su apertura, donan las que empiezan a endurecerse para mantener su compromiso de calidad con los clientes pero de una forma ética y responsable. De hecho, si encargas las cajas con chuches para un evento o cumple, como es he comentado, no te las preparan hasta unas pocas horas antes de que las recojas, así garantizan el estado de cada una de ellas. 


Y otra cosa muy interesante: cuentan con chuches sin azúcar para diabéticos y sin glúten para celiacos. Además, las que pertenecen a este tipo, son manipuladas con guantes para que no haya contaminación posible entre las chuches especiales y el resto.

Desde aquí, quiero dar mi más sincero agradecimiento al personal de la tienda por su increíble atención y en especial a Ricardo por su paciencia, porque el pobre sufrió mi aluvión de preguntas que parecía un tercer grado... Durante el rato que estuve allí vi cómo atendían a la gente personalmente, les aconsejaban, a los niños les dan globos... Os puedo asegurar que es toda una experiencia comprar allí.


(Un consejo, no dejéis de probar su café, por sólo 1 euros. Te garantizan que si no te gusta, te devuelven el dinero, ¡con lo que me gusta a mí el café!). Y como siempre, por ética, comentaros que este post no es pagado, sólo me he llevado una deliciosa caja de chuches, que por supuesto volaron en minutos a manos de los cuatro.

  • Compártelo:

You Might Also Like

6 Comentarios

  1. Que pasada!!! Vaya paraíso. Genial para cumples y sorpresas. Muchas gracias por dármela a conocer :D

    ResponderEliminar
  2. ¡Que pinta! No soy muy de chuches pero...alli voy de cabeza.

    ResponderEliminar
  3. ¡Ese seria el paraíso de mi hijo pequeño!
    Estuve mirando su facebook y es preciosa la tienda. Menos mal que me queda lejos,jaja.

    ResponderEliminar

Me encanta saber lo que piensas y que compartas conmigo tu opinión. Por favor, no lo dudes y escríbeme lo que quieras: comentarios, críticas, opiniones, preguntas, etc. ¡Gracias!