Primer día de colegio del Rubio

09 septiembre

Cuando Mayor empezó el colegio, había pasado un año entero en guardería y estábamos seguros de que se iba a adaptar fácilmente. Además, iba a la clase con un amigo de la guardería, así que no le dimos importancia al tema de la adaptación. Sin embargo, le costó muchísimo adaptarse a la disciplina del colegio, a la autonomía y la responsabilidad... La pobre profesora tuvo que armarse de paciencia porque el niño la liaba en cuanto no le miraban...

Ante esta experiencia, ¿qué podíamos esperar de la adaptación del Rubio? No ha ido nunca a la guarde y se ha pasado tres años en casa de los abuelos. Estábamos temblando. En previsión, el Abuelo en Prácticas le apuntó a un par de semanas a un campamento urbano de inglés en el colegio, sólo era por las mañanas de julio e iba con su hermano. Hasta la segunda semanas se quedaba llorando todos los días, con arduo dolor de mi corazón. Yo, como si fuera una madre primeriza, llamaba al colegio a media mañana para saber si seguía llorando y siempre me decían que después de desayunar ya estaba feliz y contento. Se cameló a las monitoras, las profesoras de inglés y hasta el personal del centro. Vamos, estaba en su salsa. Tanto es así, que el último día, además de entrar feliz, cuando le fui a recoger me lo encontré abrazado a la profesora llorando los dos porque se tenían que despedir. Vamos, que nunca me deja de sorprender este Rubio...

 


Ayer empezó el cole, entró feliz con su uniforme nuevo, su mochila recién estrenada, moviéndose como pez en el agua por el colegio, saludando a profesores de su hermano y personal del colegio... Casi como si fuera suyo el colegio, ja, ja, ja. Luego, en el salón de actos, cuando empezaron a subir los niños a las clases, empezó a asustarse y me pedía no "quedarse solito en el cole". Pero en seguida se le pasaron sus penas puesto que la profesora que le ha tocado era la de su hermano el año pasado, que además de ser un sol, es súper dulce y se subió encantado a clase con ella. Detrás subimos nosotros y nos lo encontramos en la clase jugando con unas construcciones, tan feliz. No se quiso quitar ni la mochila ni la chaqueta en toda la mañana y casi ni me dijo adiós porque estaba concentrado con las construcciones. ¡Jamás me lo imaginé!


Como madre gallina que soy, me pedí unas horas en la oficina para poder recogerle también y ver su reacción. Y al salir me encontré al niño de morros. ¿Qué le pasaba para estar tan enfadado? Me temía lo peor... Pues su gran enfado se debía a que ¡¡no le había dejado la profesora jugar con "plasti"!! La culpa la tenía yo, porque para animarle a ir al cole, estos días le he ido contando que además de jugar con otros niños, además podría hacer un montón de cosas que no le dejamos hacer: jugar con plastilina (su padre odia encontrar trozos por toda la casa), cortar con tijeras (ya destrozó un cuento y fueron escondidas...), pegar cosas y usar purpurina, etc. Así que él pensaba que eso iba a ser todos los días, y no concebía que no le hubieran dejado coger la plasti. La pobre profesora se disculpaba porque en una hora no les había dado tiempo a sacarla... Y yo sólo pensaba: "madre mía, la que les ha caído, no saben lo cabezota que puede llegar a ser, ¡pobre profesora!".


Así que me temo que el Rubio ya está más que adaptado, los que tendrán que "adaptarse" ahora son los del colegio... ja, ja, ja. ¡Ah! Además, hemos conseguido quitar el pañal a tiempo. 

Como siempre digo, este Rubio se va a comer el mundo...

  • Compártelo:

You Might Also Like

4 Comentarios

  1. Hola: es una tranquilidad que tu Rubio se haya adaptado desde el primer momento... qué bueno lo de la plastilina... más le vale a la profe que le deje jugar!! seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Rubio ya se ha hecho con la profesora, la profesora de inglés, la de portería, la de administración y la directora. Era cuestión de tiempo que esos rizos rubios y esa cara angelical les camelara. Ahora, que yo ya he avisado: es todo apariencia, así que mejor que se preparen... Que el Rubio, es mucho Rubio... Ja, ja, ja.

      Eliminar
  2. Jajajajajajaajjaajajjaa muero con los 2, que distintos son!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver cómo salen los terceros... Un besazoooooo

      Eliminar

Me encanta saber lo que piensas y que compartas conmigo tu opinión. Por favor, no lo dudes y escríbeme lo que quieras: comentarios, críticas, opiniones, preguntas, etc. ¡Gracias!