Viajar con niños a Valladolid

29 enero

Hace poco decidimos ir al Teatro Zorrilla de Valladolid a ver un espectáculo con Fofito y Mónica Aragón. Ya les fuimos a ver hace años al Teatro Reina Victoria y a los niños les encantó, y eso que eran muy pequeños, así que pensé que era el plan perfecto para estas Navidades. Además la ciudad ofrece un montón de planes y actividades para niños en estas fechas, todo el centro se llena de atracciones infantiles a un precio bastante asequible, todo está decorado con luces y adornos navideños y en cualquier época del año se come de lujo a un precio estupendo. Turismo, cultura y ocio para toda la familia, ¡un planazo!

Cuando empiezas a viajar con un bebé entiendes a aquellas familias que con solo dos hijos se compran una monovolumen porque prácticamente te mudas aunque sea un viaje corto de fin de semana. Carrito, cuna de viaje, esterilizador, calientabiberones, mil pañales, pijamas y bodis, ropita, sábanas para la cuna y para el cochecito, biberones, bañera de viaje, etc. Pero cuando son dos, misteriosamente las cosas no se duplican, mucho reaprovechas y mucho ya no llevas (el esterilizador y el calientabiberones han pasado a mejor vida, R.I.P.)

Aún así, viajar con niños es toda una aventura. Por lo cual eliges el alojamiento realizando un minucioso estudio de  las posibilidades de sobrevivir en una habitación de hotel para 5 personas. Porque lo de ocupar dos habitaciones aún no es viable dado que son demasiado pequeños para dormir solos... Así que el "bueno, bonito y barato" puede convertirse en todo un reto en estos casos.

Afortunadamente descubrí el Accor Ciudad de Valladolid. Hice la reserva directamente por teléfono y os puedo asegurar que, desde esa primera llamada, me sentí súper bien tratada y atendida. Nos facilitaron muchísimo las cosas, el precio era estupendo y el hotel está totalmente adaptado para niños, con una zona de juegos con videoconsola incluida, regalo de bienvenida para los niños, cuartos amplios para 4 personas (y una cuna), hervidor de agua en la habitación que me vino de lujo para los biberones, tronas en el comedor y un buffet de desayuno de escándalo... ¡Los niños lloraban cuando nos íbamos!

La experiencia no pudo ser mejor. Nos hizo algo de frío pero con un sol maravilloso, comimos fenomenal por muy poco, el hotel nos encantó, el Teatro Zorrilla me enamoró, lo pasamos como enanos viendo a Fofito, la gente fue muy amable (especialmente con los niños), descubrimos una ciudad llena de vida, historia y cultura y nos encandilaron sus pequeñas tiendas tradicionales llenas de encanto.

De verdad, os recomiendo a todos que, si tenéis pensado hacer una escapada familiar, echéis un ojo a Valladolid. ¡No os defraudará!

  • Compártelo:

You Might Also Like

1 Comentarios

  1. Me encanta que disfrutarais de mi ciudad! Valladolid no es muy conocida turisticamente hablando pero tiene mucho encanto. Un beso familia

    ResponderEliminar

Me encanta saber lo que piensas y que compartas conmigo tu opinión. Por favor, no lo dudes y escríbeme lo que quieras: comentarios, críticas, opiniones, preguntas, etc. ¡Gracias!