Un año de madre autónoma

16 febrero

Justo cuando empezaba a renovar la imagen del blog, cuando tenía grandes ideas para él, cuando me había decidido a dedicarle más tiempo, lo dejé.

Un año. Un año llevo sin pasarme por aquí. Un año desaparecida. Aunque he seguido mi actividad en Instagram y tímidamente me he pasado por Facebook y Twitter, he estado un año medio desaparecida.

Y muchas cosas han pasado en este año. No malas, nos creáis. Simplemente es que he tenido que priorizar y centrarme en mi nuevo trabajo. Ahora soy autónoma, trabajo desde casa, no fue un salto al vacío porque empecé ya con un cliente medianamente fijo, pero he ido cogiendo cada vez más trabajos, he ido metiéndome en miles de "fregados" por eso de que "ahora como soy autónoma tengo más tiempo" y, ¡ja! Es mentira. Ahora tengo menos tiempo aún. Si bien es cierto que el día que no tienen cole o uno está malo, es más fácil organizarme, la mayoría de los días me dan las tantas delante del ordenador. 

Estoy encantada, después de unos meses complicados de ajustes, por fin voy encontrando el equilibrio y la organización para llegar a todo. Priorizo y me voy organizando día a día. Así que, con un poco de suerte, puedo volver a mi querido blog que tantos años me ha acompañado.

Y aquí estoy, sin promesas de amor eterno, porque sé que probablemente no las cumpla, pero con ganas e intención real de retomar algo que tanto me gustaba, algo mío, personal, tan íntimo y público a la vez.

En unos días os pongo al día de todo lo que ha pasado durante estos meses (Ratones Pérez, guarderías, veranos sin vaciones, etc.)


¡Feliz fin de semana a todos!

  • Compártelo:

You Might Also Like

0 Comentarios

Me encanta saber lo que piensas y que compartas conmigo tu opinión. Por favor, no lo dudes y escríbeme lo que quieras: comentarios, críticas, opiniones, preguntas, etc. ¡Gracias!